En el verso de Namina Miró se mezclan sus raíces catalanas y brasileñas. Canciones escritas en catalán, portugués o inglés conviven con naturalidad junto a poesías musicalizadas y recitadas.  El denominador común de tanto eclecticismo es la interpretación, donde se establece un diálogo íntimo con el público. Namina actúa habitualmente junto a dos músicos habituales de la sala como son Judinho Cruz y Pablo Cruz,  pero en solitario cuenta con diferentes proyectos personales entre los que destacan su participación en el cine a través de proyectos como «Les bessones del carrer Ponent’, ‘Cabaret Kadne’ o ‘Violeta, la pescadora del mar negro’. Sin duda una apuesta musical para oídos sensibles. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.