El bostoniano Keith Dunn descubrió las bondades (o no) del blues tras asistir a un concierto de T-Bone Walker a la tierna edad de 9 años. A los 12 ya tocaba la armónica. Más tarde, influenciado por Junior Wells y Buddy Guy, fundó su primera banda. Hoy es uno de los grandes vocalistas y armonicistas del blues, un bluesman que transmite toda la fuerza del más proletario de los géneros de la música afroamericana; un maestro que se ha codeado, entre otros, con Billy Boy Arnold, Magic Slim y Stevie Ray Vaughan. En su première en el Milano tocará, además, arropado por dos de los mejores intérpretes del blues ibérico: Víctor Puertas al piano y Balta Bordoy a la guitarra. El 17 de Febrero a partir de las 21:00 y en sesión doble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.