Michael Weiss es un pianista internacional, originario de Dallas (Texas) que forma parte del selecto grupo de artistas internacionales de mayor reconocimiento. Según el Chicago Tribune, es “uno de los pianistas jóvenes más dinámicos del jazz“. Ha tocado con otros grandes músicos como Johnny Griffin, Art Farmer o Wynton Marsalis. Su versatilidad, elegancia y talento le convierten en un maestro de la música jazz.

 

El 29 de mayo estuvo en Milano Jazz Club tocando con Ignasi González al contrabajo y Esteve Pi a la batería, y espera poder volver a hacerlo el año que viene, cuando vuelva a España. Le hemos entrevistado:

 
Fue muy agradable oírte tocar el piano en Milano Jazz Club. ¿Fue tu primera vez tocando en España?

Toqué por toda España con la Mingus Epitaph Orchestra en 1991. Ha pasado mucho tiempo desde entonces.

Hablemos un poco acerca de ti… ¿Cuándo empezaste a tocar? ¿Por qué?

Empecé a estudiar piano a los seis años y me gustó de inmediato. Descubrí que tenía una afinación perfecta y disfruto tocando de oído.

¿Cuándo decidiste ser músico profesional?

Una vez que descubrí el jazz a los quince años vi que tenía una pasión y un destino y que no había vuelta atrás.

¿Qué piensas de los clubes de jazz en España? ¿Son muy diferentes de los clubes de Nueva York?

Una vez que estás tocando, realmente no hay diferencia. Sin embargo, el personal de Milano Jazz Club era muy amable y servicial.

 

Michael Weiss en el Detroit Jazz Fest 2010

 

¿Qué piensas acerca de nuestros músicos? ¿Tocan el mismo estilo de jazz que te gusta tocar a ti?

Los músicos con los que trabajé en Barcelona fueron muy capaces y profesionales. Les ha beneficiado trabajar con muchos músicos americanos a la hora de entender el idioma muy bien y saben qué esperar de ellos. Podemos comunicarnos fácilmente con solo el lenguaje del jazz.

¿Cuáles son las diferencias entre tocar en los EE.UU. y en Europa?

El público puede ser bueno o malo en cualquier lugar. Sin embargo, los países europeos parecen contar con una financiación pública muy superior para las artes que los EE.UU., por lo que consecuentemente hay más oportunidades de actuar en Europa.

 

«Una vez que descubrí el jazz a los quince años vi que tenía una pasión y un destino y que no había vuelta atrás»

 

Dicen que si tienes éxito en los EE.UU. significa que eres un gran músico. ¿Crees que es necesario ir allí? Muchos músicos europeos lo hacen…

En el sentido de que la música jazz es una forma de arte exclusivamente estadounidense -en tanto que nació en los EE.UU., las cualidades expresivas inherentes a esta música son naturalmente una consecuencia de la experiencia afroamericana, combinada con la canción popular americana, cuya forma y armonías tienen sus raíces en Europa-. Los músicos de jazz de todo el mundo saben que Nueva York sigue siendo el crisol de los músicos más dedicados y serios. La principal razón para venir a Nueva York es para mejorar. Para estar en un ambiente de excelentes músicos de gran dedicación que se esfuerzan por mejorar.

¿Qué piensas sobre el jazz moderno?

¡Me estás haciendo una de esas preguntas sin respuesta! El jazz posterior a 1945 ha sido etiquetado como «moderno». En realidad no significa nada. Las palabras de Duke Ellington – algo así como: «Sólo hay música buena y música mala«, siguen siendo ciertas. Al final todo se reduce al gusto – el buen gusto y mal gusto.

¿Cuál crees que será el futuro del jazz?

¡Ay, otra más! El jazz es un estilo que puede incorporar cualquier tipo de música en él. Creo que los músicos continuarán buscando maneras de combinar diferentes estilos y la música étnica de diferentes maneras, con la improvisación siempre por medio. Para mí, personalmente, el aumento de la composición y el uso de la improvisación dentro de estructuras compositivas más sustanciales es lo que necesitamos para mantener el jazz interesante y para el artista, para hacer una declaración más personal.

 

El artista, tocando el piano en su casa

 

¿Qué te parece la combinación de jazz y cócteles?

Billy Strayhorn dijo: «Uno se relaja en la rueda de la vida, para conseguir sentirla desde el jazz y los cócteles» *1

¿Qué piensas sobre Milano Jazz Club?

Es un lugar cálido y cómodo para tocar. No hay distracciones. Ojalá que sigan teniendo éxito con su programación de jazz.

Fue una buena experiencia venir a nuestro club?

Sí me gustó. Espero poder hacerlo de nuevo.

¿Cuándo vas a volver a España?

Tengo pensado volver el año que viene.

 

 

*1 [trad. aprox.: «One relaxes on the axis of the wheel of life, to get the feel of life from jazz and cocktails.»]

 

Podéis leer la entrevista original (en inglés) aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.