Según cuenta, fue la Lupe y su desbocada cubanía la que le inoculó el virus de lo que el gran Gato Pérez llamaba las “músicas rítmicas:” rock’n’roll, blues, jazz, rumba… un “volcán de sentimientos” que en los 90 algunos, en Barcelona, bautizaron como “música mestiza.”A Dani Txarnego se le vincula con bandas tan “mestizas” como La Familia Rustika, Electric Gozarela y La Terrible Orquesta Enana. Txarnego también es y se reivindica como autor de canciones. “Soy un canto que busca guitarra que lo temple,” dice en una de las piezas de Petit, su último disco. Y entonces viene Dani Txarnego, a cantar distinto —o no—, pero junto a Les Puntuales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.